Las algas han sido conocidas desde la antigüedad como fuentes de salud, pero también fuentes importantes de belleza, esto se ha dado gracias su gran riqueza a nivel de vitaminas, minerales y oligoelementos.

Entre los poderes de las algas se encuentra el de ser uno de los mejores antioxidantes debido a su gran contenido de vitamina E y betacarotenos, de esta forma existe un enorme potencial para el desarrollo de productos a partir de este importante recurso marino.

Con el paso del tiempo y las investigaciones se ha llegado a descubrir que tienen propiedades antiinflamatorias y antirradicales libres, por lo que se comienza poco a poco a incluir en los tratamientos no solamente relacionados con el antienvejecimiento y la hidratación cotidiana, sino también en temas de uso curativo para pieles excesivamente delicadas.

La envoltura de algas es un procedimiento que consiste en envolver parte o todo el cuerpo con una mezcla de algas calientes a una temperatura moderada.

Esta envoltura tiene un efecto relajante, anti-dolor y anti-inflamatorio, remineraliza el organismo, permite eliminar las toxinas por sudoración, estimula la circulación linfática, ayuda contra las arrugas al contar con una importante cantidad en antioxidantes, retrasando el envejecimiento y suavizan y dan elasticidad a la piel, disminuye los niveles de colesterol en la sangre, mejorando el metabolismo de grasas y previniendo la hipertensión y arteriosclerosis,

Está indicada en casos de:

Secuelas de traumatismos óseos y musculares.

Reumatismos.

Enfermedades de la piel.

Problemas de peso.

Celulitis.

Estrías.

Flacidez.

Manchas en la piel.

Problemas circulatorios.

Retención de líquidos.