Los masajes son idóneos para relajar al bebé y fortalecer el vínculo afectivo con los padres. Conoce más beneficios de los masajes en los bebés en el siguiente artículo.

Los masajes en los bebés.

El masaje a los bebés es una manera ideal de acercamiento con los padres. El masaje permite que haya contacto piel con piel, el calor y acercamiento demuestra el cariño. Se le puede dar masajes desde sus primeros días de vida, evitando tocar la parte de la cabeza Aprovecha los instantes en los que le bebé esté tranquilo y relajado para darle suaves caricias.

Busca un ambiente tranquilo.

beneficios de los masajes en los bebés

En el momento de darle el masaje es esencial que esté receptivo (que no tenga hambre, que no esté agotado, etcétera) y que escojas un lugar sosegado, silencioso y sin elementos que lo distraigan. La temperatura y la humedad de la habitación deberán ser las adecuadas. Para controlar la humedad puedes colocar un humidificador para bebés. Poquito a poco vas a ir descubriendo cuáles son las zonas que más le agrada que le acaricies. Mientras que le das el masaje aprovecha para murmurarle lo mucho que lo quieres, puedes cantarle una canción, etcétera. Al bebé le encantará compartir este instante contigo, puesto que lo hace sentir amado y protegido, esto mejora su autoestima y confianza.

 

Beneficios de los masajes en el desarrollo del bebé:

  1. Estimula y favorece el desarrollo de sus sistemas circulatorio, neurológico y respiratorio.
  2. Mejora el funcionamiento del sistema digestivo, con lo que ayuda a evitar el cólico lactante.
  3. Fortalece el sistema inmunológico.
  4. Relaja y fortalece los músculos del pequeño
  5. Calma al bebé, con lo que puede mejorar el descanso y reducir sus niveles de estrés.
  6. Es una forma de enseñarle a conocer su cuerpo.

Ahora que sabes los beneficios de los masajes en los bebés, no dudes en ponerlo en práctica con tu pequeño, ya que sólo será bebé una vez en la vida, de mayor ya irá solito (o acompañado) a un spa  :-)